domingo, 31 de octubre de 2010

Noche de Brujas


Recuerdo que, de pequeña, en estas fechas, mi madre y mi abuela nos llevaban de "excursión" al cementerio con crisantemos (o tósantos, como se llamaban en mi pueblo) y un cubito con detergente y estropajos. Sí, así era nuestro día de difuntos. Y no, no estoy traumatizada ni nada de eso. Me encantaba correr entre las torres de nichos y esconderme de mis mayores. Adoraba la cara de mi madre, blanca como la cal, cuando aparecía cantando por Marifé con flores de otro nicho en la coleta enganchada:  "Mieeeeeeeeedo, teeeeeeengo mieeeeeeeeedo, mieeeeeeedo deeee perdeeeeeeerte"


No, no le gustaba que hiciese esas cosas, ella es así.

La cosa cambió cuando murió mi abuelo Emilio. Yo ya sabía qu significaba la muerte y echaba de menos a mi abuelo , echaba de menos su voz pesada y lenta repitiendo: "Tómate la leche, Marifé" Dejó de ser divertido, pero yo cantaba, tarareaba coplas mientras fregaba la lápida de mi abuelo, porque a él le encantaba como cantaba yo (y no como a @SemillaNegra ;P )

Hoy estoy decorando mi casa con naranja y negro, con motivos de calabazas gordas, tenemos caramelos preparados para cuando vengan a por el trato y los disfraces preparados para salir a pedir nosotros también. Sí, no es la forma tradicional en esta tierra de celebrar este día, pero, sinceramente, a mí me gusta. Puedo pensar en mi abuelo Emilio y mi abuela Clara cualquier otro día, muchos días, muchas magdalenas de Proust me los traen. Hoy quiero pasar un día de miedo y brujas con mis hijos.

Feliz Halloween a todos. Pasad mucho miedo :)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada